¡Estamos de celebración! La Diputación de Sevilla concedió a la Fundación El Gancho Infantil la Placa de Honor en el Día de la Provincia. El acto de entrega tuvo lugar el pasado 29 de mayo y nuestra querida Rocío, acompañada de toda su familia y  de todo el equipo directivo del voluntariado, fue la encargada de recoger el galardón en nombre de la fundación. Fue un día muy feliz para ella y para todos nosotros de verla disfrutar, ya que gracias a su propia experiencia personal surgió el proyecto de La Azotea Azul.

Queríamos que fuese Rocío la representante de la fundación en este evento, ya que ella fue quien marcó el inicio de la creación de La Azotea Azul.
Marta Baturone, nuestra presidenta explica que «este reconocimiento es sobre todo para nosotros un agradecimiento a todas las personas que lo han hecho posible, a las 300.000 personas que colaboraron con un euro con la pulsera y a todos aquellos que nos han ayudado de una u otra forma». Este premio es una forma de valorar la solidaridad y colaboración de todos y cada uno de vosotros.

La placa es un agradecimiento especial para todas estas personas que han aportado su granito de arena para hacer realidad este reto, ya sea con la compra de una pulsera, mediante donaciones, tiempo o esfuerzo implicado en la azotea. También es una muestra de gratitud a los 900 voluntarios que han participado en este proyecto y las más de 200 iniciativas solidarias.

Sin duda, es un premio dedicado a todos los que os habéis puesto la chistera, cooperando mano a mano para conseguir mejorar la calidad de vida de los niños y hacerlos más felices a pesar de las circunstancias que les rodean. Es un orgullo para la fundación contar con personas tan generosas, sois nuestro motor, mil gracias por cada aportación. Sin vosotros hacer de La Azotea Azul una realidad no hubiese sido posible.