Dejando atrás mayo y junio, meses complicado para la azotea, por fin podemos decir que esta va viento en popa y que el momento de ver cómo cobra vida nuestra azotea está cada vez más cerca. Os traemos un vídeo donde podéis ver la gran cantidad de personas y empresas que están colaborando con la fundación para conseguir que el proyecto sea todo un éxito.

¡Vaya equipazo el del Grupo Ceres, compuesto por Miguel Ángel Navarro, Antonio Jesús Santos y Alejandro Pérez, han estado a la altura de las circunstancias, echándole las horas que hicieran falta para terminar en el plazo que nos propusimos, ¡son unos cracks! En un principio, ellos fueron los encargados de realizar las pequeñas demoliciones, de quitar las ventanas y las barandillas, de colocar los refuerzos metálicos para las estructuras… ¡¡y de mucho más!! ¡Muchas gracias chicos!

Durante el proceso, como ya os contamos, tuvimos que colocar una carpa provisional a modo de protección de los quirófanos del hospital que se encuentran justo debajo. Para retirarla, era necesario superar la prueba de impermeabilización, donde había que llenar toda la azotea de agua y comprobar que no se escapara ni una gota. Aquí debemos agradecer a la empresa ELABORA y a Jorge Polo, que trabajaron durante el fin de semana en esta prueba. Afortunadamente la pasamos sin problemas y pudimos decir adiós a la carpa.

Por último, pero no menos importante, tenemos a Paco Lluch, Jefe del Servicio del Hospital Universitario Virgen del Rocío, quien nos muestra su emoción por ver cómo se acerca el momento de ver a los niños jugando y disfrutando en la Azotea Azul. Y, por supuesto, nosotros nos sumamos a su emoción y agradecimiento a todos los que hacéis posible este proyecto.