La Azotea Azul sois vosotros y os merecéis este premio

El pasado martes, 23 de octubre, Almudena Arenado, patrona de la Fundación El Gancho Infantil, recogió el premio que el Festival de las Naciones de Sevilla ha concedido al proyecto de La Azotea Azul. Es decir, a vosotros. A las miles de personas que os habéis implicado en esta iniciativa que, aunque la hayamos puesto en marcha desde El Gancho, ya no es nuestra sino vuestra.

Hace tan sólo unos meses nos parecía complicado reunir el presupuesto para construcción La Azotea Azul por la alta cantidad que suponía pero nos habéis acompañado en este trabajo solidario y habéis hecho posible lo impensable. En sólo medio año hemos pasado de iniciar la busca de recursos económicos a tener prevista la colocación de la primera piedra en los próximos días.

Y este milagro es gracias a toda Andalucía. A ese ‘tsunami de personas’ con buena voluntad y decididas a apoyar a los niños hospitalizados con su dinero, su tiempo o sus conocimientos. Porque a las 250.000 personas que llevan su pulsera de La Azotea Azul se suman otras muchas que han trabajado, trabajan y trabajarán para hacer realidad este jardín que permitirá que los niños ingresados en el hospital puedan derribar los límites de las paredes de sus habitaciones aunque sea sólo por unas horas. Además, la Azotea Azul contribuirá también a la curación de los pequeños porque, como aseguran fuentes médicas, respirar el aire libre o disfrutar el tiempo con sus seres queridos puede ayudarles a recuperar su forma física más rápidamente.

Por tanto, este primer premio que recibe la Fundación el Gancho Infantil por el proyecto de La Azotea Azul no es suyo, sino vuestro. De los niños que han donado sus huchas, de las empresas, entidades y hermandades que han recaudado dinero u organizado actos para reunir fondos a beneficio de este reto. De quienes han llevado La Azotea Azul a sus bodas donando el dinero de los detalles que se hacen a los invitados, o a su puesta de largo, destinando a esta iniciativa sus propios regalos.

También es de quienes han organizado, colaborado o participado en fiestas, en una cena benéfica, en una gala solidaria, en un evento deportivo o en cursos y talleres de risoterapia, yoga o neurociencia, por ejemplo, a favor de este proyecto. Y de quienes se han hecho un tatuaje, han tejido, han asistido al teatro, se han hecho una foto, han adquirido productos cosméticos o se han dado un masaje cuyo coste iba destinado a la construcción del nuevo jardín del Hospital Infantil Virgen del Rocío.

Asimismo, entre los galardonados con el premio del Festival de las Naciones se encuentran todas aquellas personas que han comprado su muñeco playmobil de La Azotea Azul o han participado en la recreación del jardín que se encuentra en el hall del Hospital Infantil. Quienes han puesto en marcha un calendario de 2019 a beneficio del proyecto y quienes han dejado entrar en sus negocios los kit solidarios para recaudar dinero de sus clientes, como es el caso de los socios de Bidafarma, entre otros. Y aunque no podemos citar todas las acciones que se han puesto en marcha en estos cinco meses a favor de La Azotea Azul, no queremos dejar de nombrar a quienes han puesto el arte al servicio de este reto y han creado canciones, hecho un ‘flashmob’ o incluso se han convertido en you tubers para ayudar a hacer realidad este objetivo.

Gracias de corazón al Festival de las Naciones por darnos la oportunidad de emocionarnos al recoger este premio que es vuestro. Que es de todos.

Andalucía ha demostrado ser generosa y solidaria y desde la Fundación El Gancho Infantil hemos sido testigos de cómo la gente ha hecho suyo este proyecto que, al final, será de los niños del hospital para permitirles seguir siendo eso: niños que juegan al aire libre sin más preocupación que disfrutar el tiempo.